miércoles, 25 de febrero de 2015

EL PALACIO REAL DE MIRAMAR


El Palacio Real de Miramar en 
San Sebastián


El Palacio Real de Miramar desde la Bahía de La Concha










El origen del Palacio Real de Miramar se debe a las vacaciones de la Familia Real Española en el Siglo XIX cuando estaba de moda entre la alta sociedad tomar baños de ola en el Mar Cantábrico y la Reina Isabel II traslada a la corte en verano a San Sebastián. En 1885 la Reina consorte María Cristina de Habsburgo-Lorena enviudo del Rey Alfonso XII de España y en 1893 el vínculo de la realeza española con la capital guipuzcoana se estrecho aún más.

En 1888, encargó la construcción al arquitecto inglés Selden Wornum de una Real Casa de Campo en una extensa finca situada frente a la Bahía de La Concha comprada a los Condes de Moriana por 200.000 pesetas. La finca ha ido ampliandose con sucesivas adquisiciones. Es un palacio de estilo inglés con elementos neogóticos que contó con la ayuda del arquitecto donostiarra José Goikoa. Se utilizaron ladrillo y piedra arenisca con entramado de madera. Los jardines son obra de Pierre Ducasse.

El Palacio fue finalizado en 1893 y en 1920 se le añadió el Pabellón del Príncipe. Durante las obras el Palacio de Ayete, residencia de los Duques de Bailén sirvió de hogar a los monarcas españoles. 

El complejo se completo con caballerizas, casa de oficios y cocheras. En total el Palacio de Miramar y su parque abarcan una superficie de 34.136 metros cuadrados.

Bajo los jardines del palacio se habilito un falso tunel para el paso de la Compañía del Tranvía de San Sebastián y de la carretera. 

Algunas de sus estancias originales son el salón blanco, el salón de música, el salón de madera, el pétit salon, la biblioteca y el comedor real.

En 1929 la Reina Maria Cristina muere y su hijo Alfonso XIII hereda la propiedad que dos años más tarde es expropiada por la II República. En 1933 es cedida al Ayuntamiento de San Sebastián a cambio de que sus dependencias fueran a ser de uso educativo y cultural, y de uso veraniego para el Presidente de la República. El General Franco devolvió la propiedad a la Casa Real Española.

La Reina María Cristina de Habsburgo-Lorena manifesto especial predilección por San Sebastián ya que la visitaba todos los veranos. En la época de la 'Belle Epoque' siendo popular entre la jet-set europea se empezaron a construir una serie de edificios majestuosos con un marcado estilo francés, se creó el Hotel Maria Cristina el favorito de la aristocracia española, el balneario de La Perla, se ensancho el Paseo de La Concha, ella inaguro el Gran Casino donde esta actualmente el consistorio donostiarra y la llegada del Teatro Victoria Eugenia. Sobre el río Urumea tiene un puente en su honor.  En 1926 se la nombro alcaldesa honoraria de la ciudad. El consistorio ocupo posicion preferente en su funeral en Madrid.

En el periodo 1950-1954 el rey Don Juan Carlos de Borbón con su hermano el Infante Alfonso dieron clases con un reducido claustro de profesores en un ambiente aperturista para la España de la época con compañeros de familias leales a la monarquía tras un pacto entre su padre y Franco para que estudiara en España lejos de Estoril.

En 1972 el Palacio de Miramar fue adquirido a Su Alteza Real Don Juan de Borbón y Battenberg, Conde de Barcelona por la Corporación Municipal de San Sebastián con un precio de 100 millones de pesetas.

Actualmente realiza los cursos de verano de la Universidad del País Vasco, es la sede del centro superior de Música del País Vasco y da cabida a eventos del Festival de Cine de San Sebastián.