domingo, 27 de noviembre de 2011

REALES CARTAS DE PRIVILEGIO Y CONFIRMACIÓN DE LOS SEÑORES DE LA CASA Y SOLAR DE TEJADA DESDE ENRIQUE IV DE CASTILLA Y LEÓN HASTA S.M EL REY DON JUAN CARLOS I

                        
                                                    

Portada del libro "Reales Cartas de Privilegio y Confirmación a los Señores de la Casa y Solar de Tejada desde Enrique IV de Castilla y León en 1460 hasta S.M el Rey Juan Carlos I"


REALES CARTAS DE PRIVILEGIO Y CONFIRMACIÓN DE LOS SEÑORES

DE LA CASA Y SOLAR DE TEJADA DESDE DON ENRIQUE IV  

HASTA SU MAJESTAD EL REY DON JUAN CARLOS I,  EN 1981.


Esta obra trata de la relación histórica e institucional en España existente que se ha formado a través de los siglos entre el Antiguo e Ilustre Solar de Tejada y la Corona Española, debido a los origenes remotos que lo situan en el reinado de Ramiro I de Asturias, cuando concede al General Sancho Fernández de Tejada, por sus grandes meritos y valor prestado en la famosa Batalla de Clavijo, por la persecución a los musulmanes invasores en tierras riojanas, en las cercanias del Castillo de Clavijo, durante la reconquista española, para él y sus descendientes:  El Señorío de Tejada donde se encuentra su casa solariega, cuya jurisdicción abarca 550 hectáreas, radicado en Laguna de Cameros (La Rioja), proindiviso ya que se rige por el derecho germánico, que sobrevivió a la abolición de los señoríos jurisdiccionales por la Constitución española promulgada por las Cortes Constituyentes de Cádiz en 1812, los privilegios de Hidalguía a sus descendientes de sangre por línea de varón o hembra y el uso del escudo de armas del solar, concedido en el año 844.   

Las Reales Cartas de Privilegio y Confirmación realizadas por los sucesivos monarcas españoles desde Enrique IV de Castilla y Leónlos Reyes Católicos, el Emperador Carlos I de España, la dinastía Borbón con los reyes Fernando VI, Carlos III, Carlos IV, Fernando VII, Isabel II, Alfonso XII y Alfonso XIII, y el reconocimiento que tuvo en distintas épocas de la Historia de España como en el caso del Gobierno Provisional (1868-1871) que se formó tras la caida de Isabel II y que un 29 de mayo de 1869, les confirma el uso del escudo de armas a los diviseros del Solar de Tejada, y en una situación bastante distinta en España, tras el fin de la Guerra Cívil Española (1936-1939) y la llegada al poder del General Francisco Franco Bahamonde que en calidad de Jefe del Estado Español, tambien les confirma el uso de las armas citadas, el 6 de diciembre de 1957.

Con la llegada de un régimen democrático, parlamentario y constitucional a España, y en plena vigencia de la Constitución Española de 1978, S.M el Rey Don Juan Carlos I manda expedir en uso de su derecho de gracia, que le permite conceder honores y distinciones con arreglo a las leyes, así como le reserva la concesión de Títulos del Reino y Grandezas de España, la Real Carta de Confirmación del derecho a usar Escudo de Armas, a los Caballeros Diviseros Hijosdalgos del Ilustre Solar de Tejada, dado en Madrid, a 4 de marzo de 1981 y publicada la orden en el BOE a 18 de Febrero de 1981, con el correspondiente Ministro de Justicia, Miguel Ángel Fernández Órdoñez. Asímismo aparece en el apartado de Señoríos y otras dignidades de la Guía Oficial de Grandezas y Títulos del Reino, que publica anualmente el Ministerio de Justicia y que hace una relación oficial de la nobleza títulada legal en España, lo que hace que el Antiguo e Ilustre Solar de Tejada sea la Institución Nobiliaria más antigua del Reino de España que permanece en nuestros días, en el siglo XXI. La Reina Fabiola de Bélgica o Felipe de Marichalar y Borbón, pertenecen al Antiguo e Ilustre Solar de Tejada por derecho de sangre.

La obra de Don Juan de la Torre y Merino de Tejada, cuenta con imagenes ilustrativas que muestran cada una de las distintas cartas, con fotografías de monarcas que las confirman, esta obra está limitada a 125 ejemplares, habla del reconocimiento del Estado español y los sucesivos gobiernos a esta peculiaridad gloriosa y heroica surguida en tiempos inmemoriables y que a contribuido a la Sierra de Cameros, del que tantos personajes importantes en la historia de la nación española han surguido, a la tierra de La Rioja y sobretodo a España, ya que forma parte de las costumbres y tradiciones de esta gran nación. Enhorabuena a mi amigo Juan por esta extraordinaria iniciativa solariega que contribuye a saber algo más de nuestra cultura y que tan vinculada está con la Monarquía Española.

Por último añadir que de los 125 ejemplares existentes, 50 numerados los ha donado el autor de la obra al Antiguo e Ilustre Solar de Tejada, en el que ingresando 180 euros (el coste del libro) obtendra el libro personalizado y dedicado al comprador de esta edición limitada, con su correspondiente certificado del ejemplar del libro, que iran exclusivamente estos fondos económicos a la restauración de la casa solariega de Tejada, situada en Laguna de Cameros (La Rioja) por lo que si estais interesados contactar a través del correo electrónico info@solardetejada.es

   


   

miércoles, 14 de septiembre de 2011

LA MORALEJA: DE COTO DE CAZA REAL A URBANIZACIÓN RESIDENCIAL DE MADRID





La Moraleja vista desde el aire (la Plaza de la Moraleja)

 


El  Rey Carlos III en cuyo reinado la denomina como "Dehesa de La Moraleja" y pertenece como patrimonio real al 
Real Sitio de El Pardo.



En Monarquía Española voy a hablar sobre La Moraleja, una conocida zona residencial elitista situada en el municipio de Alcobendas, a escasos kilometros de Madrid, cuya interesante historia comienza con el reinado de Carlos III y acaba en la consolidación de la urbanización como una de las de mayor exclusividad de España.

La Finca de La Moraleja, aparece descrita como un bosquecillo extendido cerca de Madrid, cuyos límites eran los pueblos de Alcobendas, Hortaleza, Canillas y San Sebastián de los Reyes, cedida por el emperador Carlos V, al Marqués de Gibraleón y que en 1730 pertenece a su sucesor, que asume la propiedad  D. Juan Manuel Diego López de Zúñiga Sotomayor y Guzmán, XI Duque de Béjar , hasta que pasa a ser propiedad real en 1778 por la cantidad de 1.358.160 reales, formando parte de los aledaños de El Real Sitio de El Pardo, que formaban parte del patrimonio de la Corona Española desde tiempos del Rey  Enrique III  de Castilla "el Doliente" cuando en 1405 ordena construir una Quinta de Caza en el Monte de El Pardo. El Rey Carlos III, lo incluye entre sus cuarteles denominandola "Dehesa de La Moraleja", con el proposito de ser una dehesa de labor y pasto con fines arrendatarios y coto real de caza destinado al recreo de S.M el Rey, rodeado de pinos y vegetación en una extensión de 437,9 hectáreas entre lo conocido como monte, palacio y otras edificaciones por lo que al final del siglo XVIII, El Real Sitio de El Pardo ejerce la jurisdicción desde Colmenar Viejo a Madrid y desde Alcobendas a Torrelodones, abarcando una gran parte de la provincia de Madrid.

A partir del Sexenio Revolucionario (1868-1874), época que abarca desde la caída de Isabel II, la primera República Española y el pronunciamiento militar del General Martínez Campos, que supone la restauración borbónica en la figura del Rey Alfonso XII, la desamortización de los bienes de la Corona trajo consigo la desmembración en parte de la antigua posesión de El Pardo, por lo que La Moraleja  fue vendida en 1870 apareciendo en el Boletín Oficial de Venta de Bienes Nacionales, un señor llamado A. Urzaiz, cuyos miembros siempre mantuvieron la propiedad de la finca.

A principios del siglo XX La Moraleja, era una finca privada propiedad de D. José Luis de Ussía y Cubas, Conde de los Gaitanes, por concesión de Su Majestad el Rey Alfonso XIII, banquero y empresario destacado de la sociedad española, creador de la Minero Siderúrgica de Ponferrada, que fue la mayor compañía carbonera del país, Franco solía ir de cacería en su finca y inicia la reordenación parcelaria de la inmensa parcela, la  familia cuenta con dos importantes paseos en la urbanización: Conde de los Gaitanes y Marquesa viuda de Aldama. (en referencia a su madre)

En los años 60, el Conde de los Gaitanes vende al completo  los terrenos de La Moraleja a la empresa inmobiliaria NIESA (Nueva Inmobiliaria Española S.A), propiedad del empresario Antonio Garcia Fernández, quien realiza el proyecto de urbanización residencial de lujo y crea una zona comercial de moda y restauración en la llamada Plaza de La Moraleja.

Actualmente es una de las zonas con más colegios privados de toda España, muchas personalidades del panorama social, cultural, deportivo, económico o político nacional e internacional viven o han vivido en esta zona residencial de la capital, como en el caso de David Beckham, ex-capitán de la selección de fútbol de Inglaterra , durante su etapa de jugador en el Real Madrid, Carmen Cervera, coleccionista de arte famosa por el Museo Thyssen-Bornemisza, la cantante Rocio JuradoRafael Leónidas Trujillo, hijo del dictador dominicano, el presidente José María Aznar durante una temporada, el cantante de opera Plácido Domingo reconocido en todo el mundo o S.A.R D. Juan de Borbón y Battenberg, Conde de Barcelona, con la princesa Mª de las Mercedes, padres del Rey Juan Carlos I, entre otros muchos.         









viernes, 8 de abril de 2011

EL PALACIO REAL DE LA MAGDALENA EN SANTANDER




Hace ya un tiempo adquirí un compromiso con mi buen amigo Iván Guerrero Vasallo para mostrar el artículo que realizó sobre el Palacio Real de la Magdalena, residencia veraniega de Su Majestad el Rey Alfonso XIII y la Reina Victoria Eugenia de Battenberg, hasta la proclamación de la II República, de estilo neoclásico inglés y francés con elementos de arquitectura tradicional montañesa, que fue construido por suscripción popular de los santanderinos y vendido por Su  Alteza Real  Don  Juan de Borbón y Battenberg, entonces Jefe de la Casa Real Española, en 1977 al Ayuntamiento de Santander, quien llevó a cabo las obras de rehabilitación del palacio, inaguradas por los actuales Reyes de España, Don Juan Carlos de Borbón y Doña Sofia en 1995. 

VEASE ARTÍCULO INTEGRO

En 1908 el Ayuntamiento de Santander comienza la construcción de un Palacio para los Reyes. Se realizó con la participación de todos los santanderinos mediante una suscripción popular. Los arquitectos cántabros Javier González Riancho y Gonzalo Bringas Vega son los encargados de realizar el proyecto, que se da por finalizado en 1912.

El 4 de agosto de 1913 tiene lugar la llegada de Sus Majestades, para tomar posesión de la nueva residencia palaciega. Los Reyes veranean en Santander durante 17 años consecutivos hasta 1930. Alfonso XIII encuentra en nuestra ciudad y su provincia el mejor lugar para practicar sus deportes favoritos las regatas de vela y la caza. También juega al tenis y a partir de 1915 con la inauguración del Campo de Polo, puede practicar este deporte en la Magdalena. De este mismo año son Las Caballerizas Reales.

La prensa recogía a diario el “Veraneo Regio” dando cuenta de la vida y las actividades de la Familia Real que frecuentaba las playas de El Sardinero, famosa ya internacionalmente por sus “Baños de Ola.”En esta playa estaba instalada la caseta real “La Caracola” a la que acudían toda la familia casi a diario. Mientras en el Palacio se celebraban numerosas actividades de gran resonancia, entre otras algunos Consejos de Ministros

En las diferentes visitas estivales Los Reyes inauguran distintos centros oficiales, como la Biblioteca Municipal o el Banco Mercantil y se interesaron por los problemas de la ciudad, a la que también acude a veranear la aristocracia española. El Sardinero y las calles de alrededor sufren una gran transformación con la construcción de villas y casonas para estos nuevos veraneantes. Además del Hotel Real, el nuevo Gran Casino de El Sardinero, uno de los más antiguos de España y el Hipódromo de Bellavista que se convertirán en el centro de ocio y cultura del Santander de esta época.

En la década de los años veinte se crearon los Cursos Internacionales de Verano de Santander y en 1932 la Universidad Internacional de Santander, esta ultima celebrara sus cursos en el Paraninfo construido para el efecto y las Caballerizas, remodeladas como residencia de estudiantes a partir de 1933 y su primer rector fue Menéndez Pidal.

En los cursos participaron las figuras más prestigiosas de la intelectualidad española de estos años y aparte de los profesores y conferenciantes, fueron numerosos los invitados, como don Miguel de Unamuno o Federico García Lorca. Este último acudía con su taller de teatro La Barraca y tenia especial resonancia por sus interpretaciones del teatro universitario. Estas representaciones, se realizaba el patio exterior de las Caballerizas.

Tras un paréntesis por la guerra civil española hay que aguardar hasta 1949 para que se reinstalen en El Palacio los Cursos de Verano de la Universidad Internacional denominada a partir de esa fecha “Menéndez Pelayo”(UIMP).

En 1977 el Ayuntamiento de Santander mediante convenio con el Conde de Barcelona recuperó el Real Sitio de la Magdalena y desde esa fecha el parque permanece abierto al publico, él mas visitado de la ciudad de Santander.

En 1982 el palacio fue declarado “monumento histórico artístico” y en diciembre de 1993 comienzan las obras de rehabilitación de las edificaciones de la Magdalena. Obras que fueron terminadas en 1995 e inauguradas por Sus Majestades Don Juan Carlos y Doña Sofía el 14 de junio del mismo año. Desde esa fecha La Magdalena se utiliza como Palacio de Congresos y Reuniones aunque sigue conservando en sus salones museísticos y aulas el encanto que reconocen todos los que la visitan.




                                                                                                                                               

viernes, 18 de febrero de 2011

ARTHUR WELLESLEY, DUQUE DE WELLINGTON, HEROE DE LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA AL SERVICIO DE LA CORONA DE ESPAÑA




                 

El Duque de Wellington con el uniforme de Capitán General




En Monarquía Española vamos a dar un gran homenaje a la figura de Sir Arthur Colley Wellesley, destacada figura militar y política del siglo XIX , heroe aclamado del Reino Unido y que hizo un magnifico papel en la Guerra de la Independencia Española, en cuya decisiva Batalla de Vitoria expulsó a las tropas napoleónicas de España y provocó la huida del Rey José Bonaparte, a quien su hermano Napoleón I, Emperador de los Franceses le cedería los derechos sucesorios a la Corona de España, tras la renuncia de los Borbones.




I Duque de Wellington







I Duque de Ciudad Rodrigo, I Marqués de Douro







I Príncipe de Waterloo







Grande de España












Arthur Wellesley nació el día 1 de Mayo de 1769 en Dublin (Irlanda) en la residencia "Mornington House" que poseía su familia perteneciente a la nobleza rural angloirlandesa, siendo el tercer hijo de Garret Wesley, Lord de Mornington y Ana Hill, hija del I Vizconde de Dugannon.















Comienza su educación en el prestigioso Eton College (King's College of Our Lady of Eton ), cercano al Castillo de Windsor (Residencia Oficial de la Monarquía Britanica), donde han figurado grandes personajes del Reino Unido (19 Primeros Ministros, escritores, diplomáticos, etc...) donde recientemente han estudiado los príncipes Guillermo y Harry de Gales , como otros miembros de la realeza británica.






Después se traslada a Bruselas con su madre y de allí pasa un tiempo en la Academia de equitación militar de Angers (Francia) y ya en la edad adulta es ayudante de campo ascendido a Teniente y 2 años después se convierte en miembro del Parlamento de la Cámara Irlandesa de los Comunes.






Su hermano mayor Richard Wellesley, II Lord de Mornington, futuro marqués Wellesley, fue nombrado Gobernador General de la India, y durante el estallido de la guerra contra el Sultán de Mysore, como consecuencia militar fue Arthur nombrado Gobernador de Seringapatam y Mysore, en época de colonización británica, como premio a la labor y el esfuerzo llevado fue nombrado Caballero de la Orden del Baño.






A su vuelta a Inglaterra, ocupa en la Cámara de los Comunes (Parlamento), la representación política de la localidad de Rye, como Tory (vínculado al partido conservador).








Su etapa gloriosa llega con las guerras napoleónicas, tras la Revolución Francesa, cuando Napoleón Bonaparte se hace con el poder de Europa desde Francia, es cuando entra en España, un ejercito dirigido por el general inglés John Moore, desde la vecina Portugal.



En Junio de 1808, tras la desafortunada muerte de Moore en la Batalla de Élvira (La Coruña) fue nombrado Comandante en jefe de cuerpo expedicionario de tropas británicas a portugal que desembarcan en la ciudad lusa de Coimbra y que entran con una gran fuerza militar en la Península Ibérica.



A partir de aquí empieza su protagonismo en la Batalla de Talavera, donde derrota a uno de los ejercitos del Rey José I Bonaparte, la Batalla de La Albuera, con la retirada de la guarnición francesa, y la Batalla de Badajoz, para asegurar las líneas de comunicación con Lisboa y donde quedo asegurada la frontera Hispano-Portuguesa.



Corre con gran importancia para el bloque Anglo-Hispano-Portugués, llevados por el ya nombrado General Duque de Wellington, la Batalla de Arapiles, en Salamanca que hizo la toma de Madrid (Capital del Reino).


La gran ofensiva a las tropas napoleónicas para su retirada de España, fue conseguida en la más importante de las batallas de la Guerra de la Independencia Española, en cuanto ocurrió la Batalla de Vitoria.


La Batalla de Vitoria fue librada el 21 de Junio de 1813, entre las tropas que escoltan al Rey José I, y las tropas británicas, portuguesas y españolas que participaron como aliadas durante las guerras napoleónicas, que acabo con José Bonaparte horrorizado montando en su caballo y abandonando el tesoro y patrimonio artístico que queria sacar de España, como ocurrio en el saqueo de Ciudad Rodrigo (Salamanca). Esto por el plan seguido por Wellington, facilitó la posterior conquista de las ciudades de San Sebastián y Pamplona, así como cortar la retirada francesa hasta Bayona.


Actualmente existe en el centro de Vitoria Gasteiz (País Vasco), un monumento conmemorativo de la Batalla de Vitoria, donde abajo pone "A la Independencia de España".


La Batalla de Waterloo, librada entre el ejercito imperial de Napoleón Bonaparte y las tropas británicas, holandesas y alemanas, dirigidas por el Duque de Wellington, tras su prestigio alcanzado por la Guerra de la Independencia en España, acabaron con el Imperio Francés de Napoleón I, y el exilio del Emperador de los Franceses a la isla de Santa Elena, en el atlántico sur (Colonia de Ultramar Británica), y alcanzaría como personaje un renombre mundial. Guillermo II de los Países Bajos debido a la magnitud de sus actos le concedió el título de Príncipe de Waterloo. A su vuelta a Inglaterra se incorpora a la vida política y se convierte en el Primer Ministro de Reino Unido.


El Rey Fernando VII en recompensa por sus victorias en España, contra las fuerzas invasoras Francesas, le concedió el 30 de Enero de 1812 , el título de Duque de Ciudad Rodrigo con Grandeza de España, cuyo actual títular es: Lord Charles Wellesley, también le fue concedido el título de Vizconde de Talavera, por la batalla del mismo nombre. y en 1814 el gobierno británico le hizo por sus meritos propios, Duque de Wellington, a estos se le añade el reconocimiento por la ayuda prestada en Portugal, haciendole I Marqués Douro.


El gobierno español le permitió llevarse con la aprobación del Rey Fernando VII, una importante colección de cuadros de Velázquez, Claudio Coello, el retrato ecueste del Duque de Wellington realizado por Francisco de Goya, una obra maestra de Corregio, de Murillo y demás pintores de renombre internacional, que iban a ser sustraidos por los franceses y que quería devolver a los Reyes de España, como legítimos propietarios y representantes del pueblo español.

Así como fincas en Soto de Doma conservada por la familia hasta 1940 y en Íllora, situadas en Granada, siendo propiedad familiar en la actualidad esta última. Frecuentemente la familia Wellington viaja a España para ir de cacerias que se celebran en esta finca de 850 hectáreas, donde ha acudido una buena representación de la aristocracia europea teniendo como ilustre invitado al Príncipe Carlos de Inglaterra.

Salvó a España en unos de los momentos más dificiles y debilitados de la historia del país




              

                Vídeo sobre la recreación de la Batalla de Waterloo